skinmalism

07-02-2022

¿Qué es el skinmalism?

¿Has oído hablar del skinmalism o minimalismo cosmético? Toma nota porque igual en tu rutina facial sobran algunos pasos.

¿Alguna vez te has planteado cuántos productos necesitas usar en tu rutina de cuidado facial? Quizás no sean tantos como creías.

El skinmalism o skinimalism es una tendencia de belleza que invita a tomar consciencia sobre el número de productos que usamos en nuestra rutina de belleza. Las rutinas de cuidado facial de hasta 12 pasos han estado tomando protagonismo en redes sociales en los últimos años, sin embargo existe una tendencia actual en auge que se basa en volver a la simplicidad y en el «menos es más».

El minimalismo llega al cuidado de la piel. El skincare ahora aboga por una rutina de belleza simple, reduciendo los pasos a los básicos.

¿Cuáles son los pasos básicos de una rutina facial?

Limpiar, tratar, hidratar y proteger.

Estos pasos serían los básicos para mantener una piel sana y cuidada. La limpieza facial con un limpiador adecuado para nuestro tipo de piel. Si no sabes cuál elegir lo mejor es que optes por un limpiador muy respetuoso con la piel con tensioactivos suaves que no la resequen ni eliminen por completo el aceite natural de nuestra piel, de esta manera la mantendrás protegida. The Vegan Milky Cleanser es un limpiador facial vegano con textura cremosa apto para todo tipo de pieles.

Después de limpiar la piel, aplicamos un producto de tratamiento en el caso de que lo necesitemos. Los sérums suelen ser una buena opción al contener activos en concentraciones óptimas que son muy efectivos para la piel. Por ejemplo si queremos tratar manchas, podemos usar un sérum despigmentante como Pigmentclar de La Roche-Posay.

Para acabar, hidratamos la piel. Uno de los pasos más importantes. La hidratación es básica para mantener un aspecto saludable, prevenir la aparición de arrugas y mantener la capa protectora de la piel en óptimas condiciones.

Si tu piel es mixta o seca puedes usar una crema como la Idebe-No More Wrinkles, además de hidratar tiene un efecto antioxidante.

Si vas a salir a la calle no olvides la protección solar, un último paso imprescindible.

El minimalismo cosmético, al igual que otras tendencias, no debe formar parte de nuestro día a día sin más. Para seguir una rutina de cuidado facial efectiva la clave pasa por escuchar a nuestra piel, ¿qué es lo que necesita?

Nuestra piel cambia y necesita cuidados diferentes dependiendo de muchos factores: condiciones externas (clima, estación del año, temperatura…), cambios hormonales, contexto personal (situaciones de estrés)… por lo que nuestra rutina no debería ser la misma siempre.

Aunque el skinmalism propone cuidar tu piel con los productos mínimos y necesarios, puede ser que en algún momento sientas o quieras añadir otros productos. Siempre que tu piel lo necesite, no es nada malo. Lo que resulta muy interesante del minimalismo cosmético es el hecho de cuestionarnos si realmente necesitamos todo lo que usamos o si podemos prescindir de algunos productos que nuestra piel no echará de menos.

Si aún no ha quedado claro qué es el skinmalism o minimalismo cosmético, te dejamos un ejemplo: en ocasiones usamos productos redundantes que, aunque no le vayan a ir mal a nuestra piel, no aportan ningún beneficio extra por lo que podríamos no usarlos. Usar un tónico y una esencia hidratante en la misma rutina es un paso extra que podríamos evitar.

Si te animas a probar el minimalismo cosmético, recuerda que los pasos que nunca deben faltar en tu rutina son la limpieza, la hidratación y la protección.

Comentarios
Escribe un comentario

¡Ooh! No hay ningún comentario en este post aún